Curso de T.O. en en HNP

El sábado por la tarde estuve acompañando a mi terapeuta María Eugenia en una ponencia de un curso que se ha estado impartiendo este fin de semana en el HNP sobre Terapia Ocupacional. En un principio no iba a ir, así que preparé un poquito de material de apoyo con vídeos para su presentación, pero al final…al final me lió para que fuese y hacer las cosas en vivo y en directo. Y claro, entre que me cuesta decir que no y que tenía unas ganas locas de volver a verla…pues allí que me planté con mis padres.

El curso, que duró de viernes a domingo, lo impartían los propios profesionales del Hospital de Toledo a otras profesionales del sector que no han trabajado el área de lesión medular. La charla de M. Eugenia fue de 16:00h a 19:30h del sábado y se puede decir que fue intenso, por las horas, pero muy ameno, por cómo lo vive y transmite.  Se encargó de hablar a las chicas (¡y digo chicas porque no había ningún chico terapeuta!) sobre el trabajo de campo con el paciente a la hora de tratarle desde una perspectiva personalizada para cada uno. Además de profundizar también en el mundo de las adaptaciones para el hogar y las nuevas tecnologías para lograr una mayor dependencia para las personas con tetraplejia.

DSC03504 DSC03502

“La motivación para la independencia y la autoestima personal están relacionados con los hábitos y valores del sujeto, de tal forma que son un pilar fundamental en el tratamiento”

DSC03494

DSC03510 DSC03508

Explicación de la escala de valoración de grados de “independencia/dependencia”del paciente. 

Aparte de interesante, a mí me entusiasmaba porque me acordaba de mis días vividos como paciente y todo me remitía a un momento concreto. Como cuando al principio no podía peinarme en la silla porque perdía el equilibrio al levantar los brazos y me caía. Explicando los ejercicios con los “juguetitos” que tienen, me visualizaba pasando tubos de un lado de la mesa a otro o hacíendolo levantando los brazos, pensando que era algo chorra al principio, y luego enfadándome al darme cuenta que no me salía y que odiaba que algo tan simple me costase la vida. En realidad lo que estábamos haciendo era trabajar ese equilibrio, esa amplitud de movimientos para que al levantar los brazos pudiera llegar a hacerme una coleta sin romperme los dientes o la nariz. Para ver los ejemplos, sacó a una chica a probarse una chaqueta. Algo tan cotidiano pero que exige tanto a nivel de movimiento, destreza, coordinación…: pasarlo por el brazo, pasar tu mano por detrás de la cabeza para cogerla, tirar de ella…ostras. También hizo lo propio a la hora de enseñar a las chicas guantes para facilitar el agarre de las manos a los aros u otros especiales para mantener la muñeca rígida y no flexionada.

DSC03506

DSC03522 DSC03527

Como eran muchas horas, hicimos un parón y trajo zumo de naranja, galletitas, trufas…esta mujer es todo detalle jajaja. Además, sacó varios utensilios diseñados para personas con tetraplejia que se usan para proporcionarles mayor comodidad para realizar tareas. Ya me las enseñó hace tiempo y hablé de ellas (Aquí y aquí). Como decía mi compi Miguel Ángel Cuesta, algunos se pueden usar, pero para la mayoría de las cosas acabas haciéndote tus apaños. Al final cada uno se acostumbra  a hacer las cosas de una manera determinada. Mi suerte es tener las manos intactas, por lo que no puedo hablar con mucho conocimiento. Pero me apasiona ver cómo la gente le da al coco para ir ideando cosas.

DSC03545 DSC03541 DSC03537 DSC03551

DSC03552

Y después de ésto…vino la parte divertida. En la que me tuvo haciendo transferencias de un lado a otro JAJAJA. Primero a la cama con tabla…¡y no me acordaba cómo se hacía! Hace tanto que no la utilizo…desde que le cogí el “punto” y mis brazos se ultra-mega muscularon ^^U Vamos, que me daba hasta miedo hacerlo con la tabla jijiji. Pero lo hice, lo hice…jajaja. De nuevo mis recuerdos me llevaron a mi etapa de aprendizaje, con el pánico que me producía el pensar que me tenía que pasar sola de un sitio a otro. Sin control de tronco, sin estabilidad, sin fuerza…vamos, sin piernas, que ahora además pensaban 15 toneladas cada una. De la sensación de euforia al hacer mis primeras transferencias sin ayuda…ahora es algo tan sumamente fácil que me sorprendía acordarme de lo que me costaban…¿os he contado alguna vez el día que estaba en la habitación sola me dio por intentar hacer una transferencia a la silla desde la cama sin saber? pues muy lista yo, lo hice mal y me caí al suelo. Y tenía la puerta cerrada. Y no me oía nadie. Y no tenía fuerza ni sabía subirme a la silla desde el suelo…¿qué hice? lanzar un peluche al interruptor que tenía mi compañera, que era tetrapléjica (y que no estaba en la habitación tampoco), al que sólo había que darle un leve golpecito. Tuve la suerte del siglo porque la puntería no me falló (en serio, no me creía ni yo que le hubiese dado) y en seguida vino un celador. Se quedó a cuadros al verme en el suelo…después se empezó a partir de risa al contarle qué había hecho y ya se animó todo el personal de planta a venir a ayudarme y a reírse de la hazaña. Con ésto quiero llegar a que se vea la importancia de saber hacer una buena transferencia y a la importancia de los sistemas de comunicación, como era ese palito de mi compañera que estaba al otro lado de la habitación…

Hicimos transferencias a la cama, al servicio y al coche. Y les puso a todas a probar a hacerlo sin usar las piernas y a alguna la uso como ejemplo de cómo pasar a una persona tetrapléjica al coche. Fue muy divertido e ilustrativo. Y como os digo, me hizo pensar muchísimo en todo lo que he avanzado, en cómo al principio todo se te queda grande y ahora es el pan de cada día…y en la importancia de la terapia ocupacional, ese departamento chiquitito de paredes naranjas donde todos los días dan lo mejor de ellos mismos para mejorar la independencia de todos los que pasamos por sus manos. Y en todos los lugares donde se practica.
DSC03568 DSC03586

Enseñando a colocar las almohadas y a dar cambio postural a la hora de dormir. Yo me hubiera quedado un ratito ahí tumbada, que se estaba de lujo jejeje ^^U

DSC03592 DSC03588DSC03591
DSC03599Siempre es un placer volver al HNP y si es para ayudar a los que me ayudaron en su momento mucho más. ¿Mi pena? no poder haber visto ni avisado a más gente. Pero no se puede todo 😦 Me quedo con todo lo que aprendí, pero sobre todo con el reencuentro con mi súper terapeuta todoterreno.

DSC03602

Anuncios

4 respuestas a “Curso de T.O. en en HNP

  1. ¡Madre mía! Es fascinante leerte. Me voy a extender en el comentario.
    La verdad es que estaba leyendo y me sentía totalmente identificado. Era como volver a estar allí y de repente,… ¡zas! Allá que aparece mi nombre. Un sorpresón.
    Vamos por partes. Mi terapeuta fue Rosa. Eternamente agradecido a ella. Si hoy hago lo que hago y pruebo y me atrevo a lo que me atrevo es por ella. Si salí de allí convencido de que iba a poder volver a tomar una fotografía (una bobada pero era un reto importante). No soy tan expresivo como tú pero ella sabe el inmenso cariño que la tengo.
    María Eugenia, asombrosa. Como terapeuta (la tuve en muchas mañanas) y como persona, Encantadora, positiva, divertida,… Que sepas que ella y yo tenemos pendiente un crucerito (con nuestras parejas, no te asustes). M entristeció no verla este marzo cuando estuve allí.
    Como tú dices cuántas mañanas interminables sacando bolitas de una caja y volviéndolas a meter. Pinzándolas por tamaños, por colores, por… Enganchando y desenganchando pinzas en una varilla. Intentando meter un gol en aquel juego hecho con tanto cariño y maestría por Natalia, Inma, Virginia,… En fin. Un trabajo monótono pero que gracias al ambientazo de aquella sala se hacía con una fe ciega. “Esto sirve para…”, te decían. Y tú venga a repetir una y otra vez porque si ellas lo decían… Lo dicho, asombrosas. Porque es verdad que excepto (no recuerdo su nombre), todas eran mujeres.
    Y de repente un día te llevan a la cama (malpensados). Y tú que consigues pasar de la silla a ella te sientes el rey del mundo. Con tabla. Sin ella. Y ahora te quitas las zapatillas. Y te las pones. Y mañana, los calcetines. Y te los pones. Y pasado, el chandal. Y te lo pones. ¡Y las medias, no se te olvide! ¡Por Dios! ¡Yo pensé que no las habían visto! Manda narices la cantidad de cosas que se te han olvidado hacer. Bueno. Olvidado, no. Es que directamente tu cuerpo no responde a las órdenes que tu cerebro le da. Y tienes que buscar nuevos caminos, nuevos atajos, nuevas maneras de hacer. Y allí están ellas. Túmbate así.Estira el brazo asá. Tira el pantalón al suelo. Increíble. Y cuando ya piensas que no queda más, vamos a la habitación. Repite todo de nuevo. Una vez, dos, tres,… Y ahora a la ducha. Sí, vergonzosos. A la ducha. Allí la palabra vergüenza no existe. Más te vale olvidarla. Y entre medias a aprender a subir y bajar del coche. Con tabla, Sin ella. Una vez,dos, tres,…
    Hasta que llega el día del “examen” y de tu graduación. Ahora sí eres el rey del mambo. Acabas de adquirir el título de “INDEPENDIENTE”. Ni se te ocurra volver a pedir ayuda ni para darte la vuelta en la cama. Eso sí. Te van a despertar igual para recordártelo. Los muy … :-))
    ¿Y todo este rollo para qué? Simplemente para decir gracias. Infinitas gracias. Todo está grabado a fuego. Vívido como si lo hubiera escrito hace casi tres años.
    Virginia: eres fantástica escribiendo.

  2. Ole y ole y ole!!!!!!!!
    Nosotras no seriamos lo que somos sin vosotros, que sois los que cada día lucháis por salir adelante. Nosotras somos una pequeña ayudita. Tantas risas, tantos buenos momentos….ese crucerito q me perdí por no estar donde debía. Jejejejeje.
    Gracias a Virgi, a Miguel Angel, a M Eugenia, a Cris….q me ayudáis a recordar q esta TERAPIA OCUPACIONAL es tan necesaria y tan especial como pensaba mientras aprendía.
    Gracias por seguir recordándomelo.
    Gracias por ser tan especiales.
    Os quiero.

    1. Gracias, Rosa!!! me lo pasé muy bien aprendiendo sobre la T.O. como “alumna”, y si ya la valoraba, ahora el doble! sois más bonitas *.* a ver si Cris y yo nos ponemos de acuerdo (más yo, que soy la que nunca puede jajajajaja) para ir a comer con vosotras jijiji.

      Besitoooooos.

  3. Soy una cansina, lo sé, pero repito: me emocionas. Eres(sois) tan valiente(s) que no puedo hacer otra cosa que admirarte(os). Mandale un beso enorme a tu terapeuta porque es una mujer maravillosa pues os enseña no solo a ser independientes, sino también a ser felices, algo que no todo el mundo consigue.
    Besos nube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s