Wings for life Run

¡Ayer participé en este evento mundial que se celebra desde el año pasado de forma anual! Se trata de una carrera benéfica donde el 100% de lo recaudado se destina a la investigación para la cura de lesión medular. Me enteré de su existencia hace dos meses de refilón porque estaban anunciándolo por la tele, pero estaba haciendo cosas y no me enteré muy bien…pero alcancé a oír las palabras claves que luego me servirían para hacer la búsqueda en Google: “carrera”, “investigación”, “lesión medular” “nosequé de wings y de run”. Suficiente para dar con ello: ¡la Wings for Life Run! corre por aquellos que no pueden. 

Me puse a investigar sobre su dinámica y me entusiasmé al momento: una carrera mundial que se celebra simultáneamente en 35 países del mundo, donde no hay meta, sino que corres hasta que un coche te rebasa y…¡puedes participar en tu silla de ruedas! y, lo más importante de todo: que era para ayuda a la investigación y que era en Aranjuez, a media hora de mi casa. Ahí comencé a liar a algunos amigos para participar y al final montamos un equipo de 5: David, Coral, Marta, Pilar y una servidora ^^. Por circunstancias de la vida, Pilar no pudo acudir ayer, pero…¡te tuvimos presente! *.* La verdad es que ninguno somos mucho de correr…vamos, que por mi parte, no he corrido en mi vida, y el resto casi que tampoco. Para coger el autobús a tiempo y poco más. Así que un poco reto sí que era, también teniendo en cuenta que lo de entrenar duro para prepararla…pues que tampoco. David y yo salimos a correr un par de veces para ver cuánto tiempo éramos capaces de aguantar en media hora y después ha sido entrenamiento cada uno por nuestra cuenta. Por mi parte hand bike estática y muchas pesas. Pero vamos, que tampoco para volverse locos…en definitiva, lo que decía: que muy preparados no íbamos. Pero no nos importó, porque íbamos a pasarlo bien y a correr por la causa hasta donde se pudiera. No era una competición, sólo queríamos participar en este proyecto tan bonito y emocionante 🙂

La verdad es que como nunca había ido a una carrera todo me parecía genial: desde la recogida del dorsal, con la bolsa de corredor donde te daban camiseta, muñequera, bebidas y diferentes cositas útiles; hasta el momento de la salida. Estábamos los últimos en la salida y allí conocimos a Gordon, un hombre muy simpático que venía de Ibiza que nos contó un poco la historia de cómo había nacido la carrera. Nos explicó que quien había empezado todo ésto eran Heinz Kinigadner (campeón mundial de motocross) y Dietrich Mateschitz (fundador de Red Bull) a raíz de que el hijo de Kinigadner sufriera un accidente que le dejara tetrapléjico. Está claro que la lesión medular es algo un poco desconocido hasta que no te toca en primera persona, donde comienzas a ver las carencias en investigación que hay debido a la falta de financiación. Por esa razón, juntos y aprovechando su imagen pública y repercusión, crearon la fundación Wings for Life. A raíz de ahí, se han ido organizando eventos de la mano de Red Bull y la fundación para ir recaudando los fondos. El año pasado se organizó la primera Wings for Life Run, que fue todo un éxito, recaudando alrededor de 3 millones de euros -no sé si la cifra es exacta, porque estoy sacando la información en alemán jeje- y se ha querido repetir.

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 13.08.55

El equipo feliz 🙂

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 13.09.13Cuando digo que estábamos los últimos…es que lo estábamos jaja. 

Después de la charla y de saltar y tocar las palmas (a ver, yo las dos cosas a la vez no fui capaz…jajajajajaja) comenzó el trayecto y…¡a correr! Aquí debo decir que, para ser una carrera donde podían participar sillas de ruedas, el terreno no fue el punto fuerte del recorrido…entre los paseos llenos de tierra, chinitas, los baches, el asfalto roto y el empedrado…con el cual me caí de la silla jeje. Pero vamos, creo que ya es mi sello de identidad, el ir cayéndome a todos los sitios a los que voy…voy a registrarlo y todo jajaja. Fue dura esa primera parte, en la que me tuvo que ayudar David a salvar los obstáculos y evitar que me rompiera los dientes. Quería agradecer ya de paso a toda la gente que en al caída se acercó a ayudarme, que aunque no me vayan a leer, fue un detalle muy bonito ^^. Cuando llegó el asfalto y todo parecía que iba a ir “rodado”…comenzaron las subidas…¡¡¡por diooooos!!! ¿no había por Aranjuez algún terreno llano? jajajajajaajja. Que no terminaba una cuando empezaba otra peor. Al final al llegar al 5º km. decidimos “abandonar” en el punto de avituallamiento, porque el coche que iba eliminando ya estaba muy cerca y para hacer un kilómetro más cuando ninguno podíamos ya con la vida…pues allí por lo menos había bebidas y plátanos. Pero fue una experiencia fantástica, un reto para los 4 que lo hicimos con mucha ilusión. Y estoy súper contenta de esos 5 kilómetros que hicimos juntos, porque además siento que si el terreno no hubiese sido tan complicado, seguramente podríamos haber llegado a hacer algunos más. La verdad es que sobrepasar el cartel de 5 Kilómetros y que no nos hubieran descalificado todavía fue un subidón tremendo. Sobre todo porque coincidió con la única bajada de lo que llevábamos de recorrido y yo me moría de gusto jajajajaja. Estuvo lleno de risas con el resto de corredores y…oye, cómo impresiona eso de que vayas corriendo y la gente te anime. Me daba vergüenza y todo jeje. Pero es verdad que cuando oyes a la gente te dan ganas de hacerlo mejor. En definitiva: ¡muy gratificante!

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 13.08.12¡YUHUUUU! Foto representativa para los 4 de mi equipo 🙂 la foto es de Marta Zubiría. 

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 09.52.08
Después de esperar a que nos rebasaran, llegaron varios autocares para ir recogiendo a la gente y devolvernos a la línea de salida. En nuestro caso, habían habilitado un autocar específico para los que íbamos en silla, que creo que en total éramos 5. Por supuesto, fui la primera en subir JAJAJA. Más adelante subió Núria, con 6 km y pico -¡¡cómo tiraba la tía ella sola!!-, después Carlos, con 7’6 km (me parece) y, por último, Gema Hasen-Bey que se marcó unos admirables 17 km. Estoy convencida de que cuando llegue a su desafío de subir el Kilimanjaro no le va a costar nada y encima la propia montaña la va a hacer una reverencia. Brutal. Estuvimos haciendo ruta en el autocar buscando a otro corredor en silla, pero que misteriosamente desapareció. En serio, sigo preocupada por el paradero de este chico…jejejejejeje. Al final, un poquito pasados de hora llegamos a la línea de salida, pero se hizo muy ameno porque la ilusión se apoderó del ambiente del autocar. Gema y Carlos fueron coronados con el laurel y, después, nos quedamos viendo un poquito por la pantalla la carrera que seguía corriendo Chema Martinez en cabeza aquí en España. El ranking español de corredores sin silla quedó liderado finalmente por Maricruz Parra con 31,8 kms. y Chema Martínez con 59,1 km. ¡Menudo palizón! Enhorabuena ^^

_JLK3522

Nuestros wheelchair runners campeones 🙂

Captura de pantalla 2015-05-04 a las 13.09.51

 ¿Se puede considerar que he ganado el bronce? jejejeje.

Foto cortesía de Gema, las 3 chicas en silla dentro del autocar ^^

Cuando llegamos a casa estuvimos mirando fotos del evento en muchos países y vimos cosas increíbles como el ganador Sueco, un chico en silla de ruedas que se hizo…¡69 km! Y, por otra parte, me encantó ver en muchos sitios como había gente que empezó la carrera en exoesqueleto. Me parece una idea buenísima para dar visibilidad a los adelantos de la ciencia en una carrera destinada precisamente a fomentarlos. Además de lo emocionante que debió de ser para los chicos que lo llevaban puesto -yo es que cuando lo probé no me lo quería quitar por esa sensación mágica que produce…-.

En resumen: a pesar de que el recorrido español fue muy duro en general -muchas subidas al principio y, al parecer, durante el recorrido que yo ya no hice- fue impresionante. El año que viene quiero repetir. A ver si me pongo en forma para entonces, sino…pues como esta vez: con la ilusión de estar participando en algo tan grande. Hoy he leído que se han recaudado 4,2 millones de euros. Gracias mundo por dar alas a la investigación para la curación de la médula espinal.

Por último, quiero acabar comentando el último descubrimiento que se ha llevado a cabo en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y que ha sido posible gracias a la recaudación de la carrera del año pasado.
Grupo Neuroinflamación
“Hasta ahora se había descrito la existencia un nicho neurogénico, es decir una región con células madre neurales, en el epéndimo de la médula espinal de distintos roedores, dispuesto alrededor de un conducto lleno de líquido cefalorraquídeo llamado canal central y se daba por hecho que ocurría lo mismo en humanos”, pero esto no es así, asegura el científico, al menos en individuos adultos.

Utilizando Resonancia Magnética Nuclear en 59 voluntarios sanos de diferentes edades, 99 pacientes con lesión traumática de la médula espinal  y 26 pacientes con lesiones medulares no traumáticas “Hemos observado que el canal central está ausente de la gran mayoría de los individuos, tanto en hombres como en mujeres y a lo largo de toda la longitud de la médula espinal, en la población sana y en los lesionados medulares”, observa García Ovejero.

La investigación también incluye estudios histológicos y de expresión génica, que muestran que “el canal central  empieza a modificarse a partir de la segunda década de vida y se sustituye por una estructura con una forma y una composición molecular diferente de la descrita hasta ahora para otras especies y que muestra similitudes con tumores ependimarios de bajo grado”, argumenta el investigador.

Trascendencia de este estudio

El reemplazo celular es una de las estrategias que siguen los investigadores para intentar reparar la médula espinal después de una lesión. Esta terapia buscaría sustituir las células muertas o dañadas del tejido nervioso por otras nuevas y se ha intentado hasta ahora usando transplantes de células obtenidas de fuentes externas.

En los últimos años también se ha explorado la posible activación de pequeños nichos o centros productores de nuevas células que se encuentran localizados dentro de la propia médula, descubiertos en roedores, como el que se dispone alrededor del canal central. Sin embargo, “al haber determinado que esta estructura está ausente en el humano, y que el tejido que la sustituye es muy diferente del de rata y ratón, pensamos que hay que ser precavidos a la hora de extrapolar los conocimientos actuales sobre esta región a la realidad clínica”,concluye Daniel García Ovejero

Esta investigación está financiada por Wings for Life, Fundación internacional sin ánimo de lucro para la investigación de las lesiones de la médula espinal. La misión de Wings for Life es encontrar una cura para las lesiones de la médula espinal, para lo que financian investigación científica y ensayos clínicos en todo el mundo encaminados a la búsqueda de una cura para estas lesiones.

FUENTE: INFOMEDULA.

LINK DE LA NOTICIA: http://www.infomedula.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1160%3Acientificos-de-paraplejicos-desvelan-las-propiedades-de-la-zona-que-alberga-las-celulas-madre-en-la-medula-espinal&catid=35%3Ahospital&lang=es

Anuncios

2 respuestas a “Wings for life Run

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s