Córdoba: la Mezquita

Este fin de semana he podido disfrutar de un plan que tenía ganas desde hace mucho tiempo: visitar Córdoba. Tal vez no es la mejor época del año, porque es en Mayo cuando los patios abren sus puertas a los visitantes, pero así tengo excusa para volver 😀

Hoy me voy a centrar sólo en la Mezquita/Catedral, porque la verdad, se merece una entrada para ella sola. Es alucinante. Son años viendo fotos, pero la verdad es que entrar impone, con sus grandes arcos, la amplitud de la planta y sus vidrieras. No sé si es porque ahora voy en silla de ruedas…pero me sentía muy chiquitita. Me permito la licencia de copiar los aspectos fundamentales que aparecen en su página web para que se aprecie mejor lo majestuoso de este monumento en las fotografías:

  • Se trata de un templo único en el mundo islámico y en el cristiano.
  • La construcción de la mezquita se inicia en el 786 d.C. y será ampliada sucesivamente por iniciativa de cuatro gobernantes omeyas.
  • Está formada por un patio y una sala de oración, que consta de diecinueve naves longitudinales.
  • El templo constituyó desde sus inicios la mezquita más grande del Occidente musulmán.
  • La finalidad del recinto no sólo era religiosa, sino también social, cultural y política.
  • La consagración del templo como catedral se realiza en 1236 en la Capilla Mayor de Villaviciosa.
  • Las obras para la construcción de la Capilla Mayor, Crucero y Coro comienzan en el año 1523.
  • Su estilo es renacentista, y se debe a los arquitectos Hernán Ruiz I, II y III, Diego de Praves y Juan de Ochoa.
  • En la Capilla Mayor destaca la sillería del Coro, obra de Duque Cornejo.
  • En ambos laterales del templo se encuentran múltiples capillas, fruto del deseo de los fieles católicos de enterrarse en la Catedral.

Imagen

Imagen

Visitar algo con tanta historia y dedicación -dejando atrás temas religiosos- es un gusto.

Sobre la accesibilidad, para entrar dentro del patio, se nota que han tenido que improvisar una rampa en el lateral de una escalera…pero se puede entrar, que eso es lo importante. Aunque, desde mi punto de vista, creo que no se podría subir sin ayuda. Y dentro de la mezquita/catedral, pues una maravilla 🙂 me volví como loca a sacar fotos porque todo me parecía precioso. Os dejo con una selección de ellas.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Además había un pequeño rincón donde se podían apreciar más de cerca pequeñas ruinas que se han ido cayendo con el tiempo. Y, por cierto, una de las ventajas de llevar un teleobjetivo en el bolso es que lo puedes poner en la cámara y observar de cerca los detalles arquitectónicos que el ojo no puede percibir a lo lejos.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

 

Y para despedirme, no puedo dejar de mostrar las puertas exteriores de la Mezquita de noche. Por el día es bonita, pero por la noche tiene más embrujo. Y perdonad si estoy siendo una pesada con las fotos…pero el lugar es demasiado increíble.

Imagen

Imagen

Imagen

Durante esta semana hablaré sobre lo que me pareció el centro histórico cordobés…pero hoy quería compartir con vosotros la experiencia de la Mezquita. Algo que tenía ganas de conocer hace mucho tiempo y al final lo he tenido que hacer en silla de ruedas. Pero oye, al fin y al cabo puedo seguir viajando y haciendo sueños realidad. De una forma más incómoda y cansada…sí. Pero los saboreo mejor.

Anuncios

4 respuestas a “Córdoba: la Mezquita

  1. Totalmente de acuerdo!!! Es una joya, no te cansas nunca de mirarla…yo tuve la suerte de hacer una visita nocturna y es mágica. La silla es más incómoda, pero cumplir sueños sigue siendo maravilloso…. Sigue compartiendo los tuyos, nos encanta…besosssss

  2. Ahora nos damos cuenta de lo que nos dejaron los moros, de lo que nos enseñaron los moros, de todo lo que les debemos a los moros. 8 siglos estuviron aqui. Aaaayyy si pudieses ver la Alhambra. Yo he estado alli 2 veces. Una de pequeño y otra hace años. Te enamoras de las construcciones, de los jardines, de las vista y ahora en primavera de sus olores y su luz. Impresiona al igual que la Mezquita en la que tambien estuve de pequeño. Suerte de vivir en Malaga. PD: excelentes fotos. eres una arista. Gracias por compartirlas. Mmmmmuack!!!

  3. Perdona, Virginia, por llegar tan tarde a esta Entrada. Estoy tan liada que no puedo seguir tu blog y otros muchos. ¡Qué sorpresa me he llevado con tus dos Posts dedicados a Córdoba” la ciudad de mi infancia. Cuántas veces habré estado en la Mezquita, callejeado por la Judería y me he perdido en su calles de paredes bla ncas oyendo las campanas y el Carillón de la Plaza de las Tendillas.

    Mil gracias por este refrescante paseo que me transporta a mi infancia.

    Ahora me percato también del cambio de look de tu blog que ha quedado muy bien. Un beso, MªÁngeles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s