St. Patricks Day

Desde pequeña, Irlanda me ha maravillado. Me gusta mucho la música celta, mi grupo preferido es The Corrs y, cuando comencé a crecer y probé la Guinness, acabé más enamorada del país. Además, St. Patricks day, que es su fiesta por excelencia, es mi preferida, aunque sea tradicional de Irlanda (aunque creo que surgió en EEUU, pero creo que todos los vinculamos a Irlanda). El país se viste de verde, a conjunto con sus parajes, y la cerveza Guinness corre por las venas de más de la mitad de la población. Sin duda, Irlanda mola.

Hace seis años tuve la gran suerte de poder pasar un mes en Dublín para estudiar inglés y me alojé en casa de una familia que, casualidades de la vida, se apellidaban McGuinness. Eso me hizo mucha gracia, porque parecía que me vieron en la cara algo para que me asignaran a esa familia. Ya desde el minuto uno de poner los pies en su casa todo fue especial. No les conocía, pero durante ese mes pasaron muchas cosas bonitas, tanto para ellos como para mí. Ellos fueron abuelos, yo conocí a una familia encantadora, pero también un país lleno de gente con un corazón enorme y una aventura inolvidable. También tuve algún traspiés como perder las llaves de la casa (aparecieron al día siguiente, pero tuve un disgustazo…), llegar a las 12 de la noche todos los días (había que aprovechar hasta el último autobús para descubrir cada rincón de la ciudad) o asentir muchas veces cuando me hablaban y no entender nada de nada. Estaba convencida de que debían pensar que era medio lela. Pero, a pesar de todo…algo especial se forjó entre nosotros. Muchos son los estudiantes que han pasado por su hogar, pero muy pocos los que siguen en contacto con ellos. Me siento privilegiada por estar en esta última categoría.

Estas fotos de arriba son de mi verano en Dublín. Min “pintillas” y yo jejeje.

Todo esto que os cuento, es una introducción para compartir con vosotros una de las cosas más bonitas que me pasaron el año pasado. Cada día de San Patricio, 17 de Marzo (esta entrada iba destinada a ser para ayer, pero por X motivos no pude actualizar), tenemos la costumbre de felicitarnos la festividad por sms. El año pasado no fue menos y, estando yo en el hospital, recibí su felicitación. Yo no les había contado nada de mi accidente…pero ese día les llamé y les conté todo lo que me había pasado. Les impactó mucho, pero lo que menos me iba a esperar yo es que en dos semanas se iban a presentar en Toledo para verme. ALUCINANTE. Ahí es cuando te das cuenta de que, a pesar de la distancia, si a alguien le importas le vas a tener ahí cuando más lo necesitas. Podrían haberse limitado a preguntar esporádicamente como estaba, pero no. Su preocupación era tal que necesitaban verme con sus propios ojos. Pasamos unos días muy bonitos. Mientras yo tenía mi rehabilitación y mis actividades, ellos conocieron Toledo y, por la tarde, nos reuníamos. A partir de ese día hemos estado en continuo contacto, porque si antes habíamos creado ese vínculo especial…ahora se ha vuelto muchísimo más fuerte.

La tarde de la despedida, Mrs. Mcguinness me habló sobre una canción de Imelda May llamada Meet you at the Moon. Una canción preciosa cuya letra habla de dos personas que están en la distancia pero que mirando a la luna se van a encontrar a pesar de la lejanía. Me dijo que podría perfectamente hablar de mi madre y de mí cuando ella tenía que volverse a casa por la noche. Pero también habla sobre nosotros. Ellos están en otro país y yo aquí, pero la luna es nuestro refugio. Cuando la miro pienso en ellos y es una sensación muy bonita porque es nuestro punto de encuentro.  Muchas noches he querido salir con la cámara a fotografiar la luna, pero siempre había algo que lo impedía.

En estas semanas he estado creando unas ilustraciones para decorar la pared de la habitación donde se encuentra el ordenador. Me gustan mucho las placas con mensajes, pero creo que son más personales cuando esas frases recogen algo especial, con significado. Una de las placas, por tanto, tenía que ser sobre esta canción, que se ha convertido en imprescindible para mí. Además, como fue el cumpleaños de Mr.Guinness, les mandé una copia de esa lámina para ella y otra especial para él.  Soy feliz con estos pequeños detalles.

Aquí os dejo la canción y la letra de Imelda May. Disfrutadla, porque es una maravilla 🙂

We are looking at the same moon
Though we are miles apart
We are wishing on the same star
When you are deep in my heart

I don’t know if you know
But when we miss each other soul
Look up, I’ll meet you at the moon

We are staring at the same sky
Strange as it seems
We’re sitting at the same earth
Though there are oceans between

I don’t know if you know
But when we miss each other soul
Look up, I’ll meet you at the moon

I’m party of you and you’re part of me
But it’s a cold old world
When you are missing somebody

Without you I wouldn’t, couldn’t be
So when your heart is aching
Then it can’t take much more breaking

We are looking at the same moon
Though we are miles apart
We are wishing on the same star
When you are deep in my heart

I don’t know if you know
But when we miss each other soul
Look up, I’ll meet you at the moon

Anuncios

5 respuestas a “St. Patricks Day

  1. Te sigo desde Noviembre, pues mi hijo de 24 años se ha quedado paralítico. Me encanta tu blog., no sabes lo q me ayuda leerte Tuviste muchos dolores fantasmas? Me encantaría conocerte algún día. Que tengas toda la felicidad que te mereces por como eres y por lo q ayudas con tus escritos. Besos muy fuertes

  2. ¡Que decirte! Eres afortunada. Primero por ser como eres, enamorarias a cualquiera, y despues por tener la suerte de rodearte de personas con valores humanos, de personas que te estiman. Eso es lo realmente importante en esta vida aparte de disfrutar de todas las cosas que te encuentras, que te rodean, ya sean pequeñas o enormes, ya sean recuerdos o vivencias actuales. Enhorabuena por ser asi y gracias por compartirlo con nosotros. Feliz dia de San Patricio aunque sea a toro pasado.

  3. Emocionante historia. Realmente tu blog es una historia de vida. Tiene todos los componentes que la conforman, todo ese cóctel de emociones que hacen que merezca ser dusfrutada.
    Y además, celta. Je, je. Pues ya somos dos. No hay mayor placer que tomar una Guinnes en un pub, preferiblemente el Celt, escuchando buena música y rodeado de esos maravillosos irlandeses. Hay que repetirlo. Y una confidencia: Hace años quise haxerme un tatuaje. Y lo hice. Una preciosa cruz celta que ahora crei que ne dio suerte. Por lo menos to quiero creerlo. Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s