La vida es como una fotografía

Pensando hoy, me he dado cuenta que hay un gran paralelismo entre la actitud de enfrentar la vida después de la lesión medular y el de realizar una fotografía analógica. Cuando te ocurre, que sería el momento de la toma de la foto, todo está en negativo. Y esa instantánea es la que vas a conservar en tu memoria, igual que guardas el carrete de fotos para revelar. Pero cuando llega este momento de pasar una fotografía a positivo, es cuando realmente ves el trabajo que has hecho. Y en la vida real es lo mismo: después del mal trago, toca positivarse, y ver tu vida en el marco de fotos de una forma bonita y que puedas colgar en tu casa con orgullo. Es la fotografía más difícil que has realizado, que más te ha costado revelar…pero ahí está. La obra maestra de tu colección.

Está en tus manos decidir cuando revelar tu instantánea y pasarte al lado positivo 🙂

Imagen

Imagen

Imagen

Pero ahí no queda la cosa. Y es que, cuando haces una foto, lo que estás captando es la realidad que te rodea. Al final, no haces más que capturar en tu cabeza esa nueva realidad, que antes permanecía indiferente a tu retina. De hecho, es como un> viaje en el que fotografías delante del espejo. Ves que todos son como tú, te ves reflejado…y eso es bonito, porque aprendes a empatizar con el resto.

Imagen

Creo que este blog ha tenido ese efecto en mucha gente, o al menos así lo he sentido. Las visitas y los comentarios así lo demuestran, igual que los emails que he recibido. Son siempre de ánimo, pero también me dicen que “leerme les ayuda”. ¿Puede ser algo más gratificante que abrir tu alma y que tenga un efecto positivo en los demás? yo creo que no. O al menos pocas cosas las siento yo así.

Me han calado muchas cosas, como esa madre que tiene a su hijo en Toledo y leerme le ayuda a a entenderlo; o esos ex-pacientes que recuerdan con cariño su paso por el hospital. Pero, recientemente una de las cosas más bonitas que me ha reportado el blog es el motivar a María, una niña de 17 años que, después de una operación de escoliosis a los 12 años, la dejó en la silla de ruedas. Su carta de presentación fue: “Me llamo María, llevo cinco años en la silla y quiero vivir en Australia y ser deportista de élite de natación, baloncesto o atletismo. Antes no lo tenía muy claro, pero leyéndote me ha dado fuerza y me ha motivado de verdad para conseguirlo”. Me dejó planchada. Así que espero que en el futuro consiga medallas de diamante, porque las de oro se le queden cortas. Y es que es un ejemplo de como positivarse ante la adversidad.

Imagen

Anuncios

10 respuestas a “La vida es como una fotografía

  1. Hola Virginia, ayer me dieron el alta en Toledo y hoy me enfrento a mi primer paseo y a esas aceras imposibles, pero al llegar a casa me consuela leerte…
    Espero que nos veamos pronto. Un beso

  2. Ole, ole y ole!!! Has conseguido emocionarme. Pensé que lo que yo sentía era algo único. Hasta me sentía un poco bicho raro. Siempre pensé en el para qué de la lesión y me respondí que debía tratar de hacer un poco más felices a los demás. Prometí llevar siempre una sonrisa por delante y, casi un año después de salir del Hospital, sé que lo estoy logrando.
    Leerte me alegra, me emociona y me reafirma en que no equivoqué mi camino, mi opción. Siempre has sido inspiradora. Tu blog y tu manera de contar la lucha contra la adversidad sabía que iba a serlo para mucha gente. Me alegro mucho por ti. Pero también por los que han tenido la posibilidad de conocerte, de leerte.
    Un abrazo muy fuerte.
    (Por pudor no voy a publicar mi nombre)

  3. Bravo Virginia, una vez mas dando aliento a la esperanza y poniendole una ronrisa a la vida, por la que vamos navegando, ademas decirte que la ciencia no se detiene, en ninguna de sus facetas, y claro, no iba a ser menos en el mundo de la fotografia que tu nos propones, y hoy dia disponemos de un programa llamado “foto shop”, con el podemos modificar cualquier fotografia, cambiando todo aquello que no nos guste y no nos cuadre en la instantanea,, retocar la imagen de tal forma que cambie el sentido de lo plasmado,
    de modo que podamos ver otros valores, otros colores, y por supuesto otro enfoque,..enhorabuena Virginia y gracias por demostrarnos, que todo puede tetener otra cara, otra perspectiva..Agur Virginia, y por favor,sigue deleitandonos con esos tan “positivos”, pensamientos

  4. Hola Virginia!
    Tus palabras como bien dices emocionan y ayudan a las personas con lesión medular, pero no sólo a ellos sino a todo el mundo. Tu fuerza y tu alegría ayuda a afrontar todos los retos a los que nos enfrentamos día a día.
    Estuve en Toledo un año como investigadora hasta diciembre 2013, soy terapeuta ocupacional, he conocido a todas las terapeuta son todas unas grandes profesionales y grandes personas, el trabajo que se hace allí es increíble. La ayuda, la motivación y la alegría que desprenderé todos los profesionales es de agradecer.
    Cuando veo tu cara me resulta familiar nose si llegué a verte, aún así te deseo todo lo mejor del mundo y que sigas repartiendo ilusión, alegría y sigas sacando una sonrisa enorme a todo el que te lea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s