Precaución, amigo conductor

Cuando cogemos la silla por primera vez, somos más precavidos. Unos novatos, que intentamos ir con cautela. Algunos hasta lo avisan.

image

Después, cuando ya controlas la silla nos volvemos unos “potros desvocaos”, nos encanta la velocidad y hacer el caballito como locos.

image

Pero al final, tanto los potrillos como los novatillos, nos unimos y, a veces, hasta acabamos pareciendo una autoescuela.

image

Sea como sea, somos un peligro. Precaución, amigo transeunte, las sillas son peligrosas 😀

Anuncios

One response to “Precaución, amigo conductor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s